[Columna] Se busca – MCU.cl
[Columna] Se busca
11 de Abril, 2022 Vanny

Tres fechas se han jugado tras las clasificatorias y Curicó Unido, no logra reencontrarse con los triunfos.

Por Vanny Tapia Acuña

Parada obligada para los equipos de primera división en la última fecha FIFA, que lamentablemente, selló el destino de la Selección Chilena. Llegó la hora de volver a lo nuestro y, en el horizonte, la complicada Universidad de Chile, ese equipo azul sin espíritu, sin juego colectivo y sumergido en su propia crisis, presa perfecta para un equipo como Curicó, que venía de golear en casa a O’Higgins por 5 a 0. El partido ante los azules, fue de esos que aún siguen dando vuelta en el subconsciente, donde se pudo ganar en los últimos minutos, pero hay que ser claro, se estuvo muy cerca de perder, en un final emocionante que desvirtuaba lo real del cotejo (empate a 1 a 1), que fue sobre todo, sufrido.

Dar vuelta la página era la consigna recibiendo como local a Palestino. Sorprendía la decisión de enviar al banco a Fede (Castro). El delantero argentino fue pieza fundamental en lo que se venía haciendo, por lo tanto, era novedad que se quedará en la reserva esperando su momento. La ausencia de Castro se notó, pese a que el “Curi” generó, a lo menos, 15 llegadas al pórtico rival, donde la pelotita no encontró su destino final en las redes y, aunque a veces, más no significa mejor, se terminó jugando de manera inentendible con 4 delanteros. Se permitía decir que se apostó por ir con todo, pero buscando pelotazos, porque de juego colectivo nada y la anemia de goles, se volvía riesgosa y de emergencia en un partido que finalmente cerró con un pobre 0 a 0.

El domingo reciente las opciones de obtener un triunfo a favor, establecían de manera expectante la posibilidad de que Curicó acortará distancias y quedará a dos puntos de los líderes del campeonato, metiéndose de lleno en la parte alta, lindo sueño, que no se pudo materializar, porque lo vivido ayer en el Sausalito acrecentó más las dudas y ratificó de hecho, que tras la goleada a O’Higgins y posterior detención del torneo, el Curi, no volvería a ser el mismo. Los albirrojos dieron un triste espectáculo, donde el local no proponía y el empate como visita resultaba un negocio bastante rentable, por lo demás, desnudaba la ausencia de peligro en área rival, lo inconexo del equipo y sobre todo, lo largo que se hacía el juego en cancha.

Los números no mienten, el equipo está bien ubicado, pero parece que el abismo del juego, a ratos con sus sombras nos asusta, la sensación es amarga, agota las expectativas y el frío del otoño con viento tenue opaca todo. La tarea del cuerpo técnico y los jugadores, es alejarse del pozo oscuro, volver a ofrecer paisajes cálidos, sobre todo de juego, de fútbol, que ha sido el gran ausente en las últimas tres fechas.

WhatsApp Tweetear
COMENTA CON MCU