[COLUMNA] El juego del ajedrez

Publicado el 20 Octubre de 2017

Curicó según muestran sus números está en la parte alta de la curva de su rendimiento lo que es  bueno desde el punto de vista del manejo de las cargas físicas y malo a la vez, porque está la sensación que este plantel tiene poco más que mostrar.

No hay nada para regalar y debe siempre la banda sangre ir al límite para cazar puntos y el juego pasado deja esa conclusión. Se debió traer nada quizás en castigo por la forma en que se desdibujó en la primera etapa, pero sacó entrega, porfía y chispazos de talento para no permitir que le robaran todo el botín. Eso es un elogio.

El juego del domingo ante Unión Española invita a mirar lo hecho como locales y asumir como deben enfrentarse los juegos venideros y eso habla de un partido de ajedrez. Con esto me refiero, a que debe dejar atrás ese ímpetu adolescente que en cada juego en casa, lo hizo ir remando de atrás.

“El 0 a 0” es lo más cercano al triunfo dice Marcoleta y ahora aplica en plena razón. Palermo no es un DT que vaya por todo de buenas a primeras y exceptuando el juego ante Palestino, el control del balón es su carta de presentación. Toca y toca en busca del espacio y así impone sus términos.

No tienen gol y saben defender (insisto exceptuando lo de la Cisterna) el arco y mantenerlo en cero. Curicó tampoco sabe marcar, por lo que cada pieza debe moverse con mucha inteligencia y la mesura puede ser mejor consejera para aprovechar la pelota que quede flotando en el área.

El cuerpo técnico apuesta al control de mediocampo -al parecer- al poner al Tato junto a Cortés y quizás, enganchando más a Ábalos para cosechar algo de su habilidad explosiva. De seguro Canosa y Godoy no volverán a repetir las chambonadas vistas en Sausalito.

Unión posee centrales lentos que sucumbieron a balonazos largos o salidas rápidas y que los hacen visitar tierra santa, con su cabeza llena de dudas.

Curicó debe imponer el ritmo y como lo ha logrado en ocasiones anteriores, lanzar su telaraña para enredar todo y llevar a la víctima a donde nos conviene.

Ahora es nuestra tarea tener en la tribuna la misma paciencia y entender que el estar bien plantado en campo propio y con arco en cero, es lo primero para seguir sumando y ganar el campeonato propio: terminar sobre Wanderers en la fecha 15.

GG periodista curicano.

Comenta