[COLUMNA] La justicia del triunfo

Publicado el 25 Septiembre de 2017

Que puede ser más dulce que una victoria? No hay juego, dominio, llegadas ni entrega que se equipare a un triunfo y a Curicó le salió el sol cuando más arreciaba el clima, debido a la ubicación en la tabla, en el promedio y con una serie de bajas en la titularidad.

Lo ocurrido ante la Universidad de Concepción genera un bálsamo que puede esconder muy bien lo que faltó esa noche, pero cuando se sale del último lugar en el promedio, importa poco y nos remitimos a leer la “justicia” como hinchas, que significó el triunfo.

El cuerpo técnico de seguro tomó nota de lo ocurrido, ya que de la propuesta ofensiva habitual, se pasó a un planteamiento conservador y expectante al error rival y como fórmula para los partidos de visita, se ve como la vía más cercana a la cosecha de puntos.

Está claro que cuando el juego sea en la Granja, la propuesta deberá incluir mayores matices ofensivos y allí no quedan tantos espacios para el perdón, el error o la falta de precisión. Beneficio del que pudo gozar Díaz o Pezoa en el mundialista de Collao.

La posesión de balón como sinónimo de éxito es una asociación equivoca de algunos analistas, porque el dominio es un medio y no una finalidad. Así por ejemplo, el Lille de Bielsa, dominó el 64% del balón en el juego del fin de semana ante el Mónaco, quien los goleó 4 a 0. Curicó debe pensar ya, en sacar ese método de su cabeza.

Curicó se puede ver mejor con este cambio que lo hace entrar de chico a grande, asumiendo sus limitaciones y arrebatando el botín al menor descuido. En casa puede impacientar un poco, pero se debe aceptar si todos sabemos que hay más de un camino para lograr llegar al objetivo.

El plantel albirrojo tiene derecho a sonreír y disfrutar esta semana, pero será sometido a un test muy duro ante Antofagasta el viernes y con la responsabilidad de ser nuevamente el protagonista.

Por GG periodista curicano.

Comenta