Inicio Columnas Marcoleta a luz y sombra

[COLUMNA] Marcoleta a luz y sombra

39
26 de Agosto de 2017/SANTIAGO El Director Tecnico de Curico Unido, Luis Marcoleta durante el partido valido por la quinta fecha del Campeonato Scotiabank Transición 2017 entre Universidad Catolica vs Curico Unido, jugado en el Estadio San Carlos de Apoquindo.

El técnico Luis Marcoleta después de tres años decidió abandonar a Curicó Unido en medio de un torneo en pleno desarrollo. Al parecer, un proyecto a largo plazo en la serie B pareció más seductor y aparece –coincidentemente- en el momento donde se veía más complicada su tarea en la banca con un pobre 33,3% de rendimiento.

El propio antofagastino fue quien acuñó la frase de realizar las evaluaciones al final y en ésta oportunidad, tendremos que forzosamente adelantar las conclusiones. 53% de rendimiento en 3 años, un ascenso y un octavo lugar en el transición, figuran como sus mejores cartas y que por siempre serán agradecidas por la hinchada.

En contraparte, hay que resaltar una serie de problemas que arrastró y ahora quedan para el DT entrante, quien tendrá que mantener u optar por modificar la línea de juego y lidiar con la cuota obligatoria del sub 20. Esto sin mencionar refuerzos que no lo fueron y algunos que Marcoleta porfió en mantener, pese a que nunca rindieron.

Curicó es recibido con sólo 14 puntos y dos triunfos en 15 juegos, sumado a otros ripios de herencia como algunos problemas como jugadores “cortados” y el no haber sido capaz de fortalecer las divisiones inferiores y disponer de jugadores sub 20, listos para la titularidad. Tampoco tiene una defensa sólida, su trío delantero aún no se define y no saca mayor ventaja de la táctica fija.

Es innegable el romance que por siempre se mantendrá con gran parte de la hinchada de Curicó, que se siente agradecida de los logros históricos y sello futbolístico claro del equipo, como tampoco se puede negar que en el último tiempo la oncena había tocado techo en rendimiento y eso comenzó a ser escudado en errores arbitrales, la suerte o a algún medio por estar supuestamente minando el proyecto.

Una crisis es siempre una oportunidad y ahora Curicó la tiene. Si Jaime Vera es el elegido, tiene la gran oportunidad de demostrar que Curicó tenía un techo más alto, que no es una guagua que hay que cambiarle pañales, sino que por el contrario, un cuadro ya maduro, temerario, hambriento de gloria y que puede hacer caer esos paradigmas que su antecesor dejó en los pasillos.

Gerardo Gómez, periodista curicano…

Ver comentarios ()