Inicio Columnas Son de la A

[COLUMNA] Son de la A

6
Futbol, Curico vs Ohiggins Decimoquinta Fecha , Campeonato Transicion Primera Division 2017 El jugador de Curico Alfredo Abalos , (I) (C) (D) , disputa el balon con xxxxx de Ohiggins durante el partido de primera Division en el estadio La Granja , Chile. FOTO ROMO JUAN CARLOS EL MERCURIO TALCA 12/08/2017

Los brazos al cielo en el minuto 94 del partido ante O’Higgin, fue un desahogo para la hinchada, cuerpo técnico, dirigencia y jugadores de Curicó Unido, lo que refleja el padecimiento en que se transformó el torneo de transición, donde precisamente, eso ocurrió con el equipo. Fue mutando del buen juego a estándar mínimo, para luego volver a sus inicios, pero con mayor eficiencia defensiva.

Luis Marcoleta tiene un mérito grande en lo logrado. Obtuvo los puntos con los ingredientes disponibles y los hizo rendir al máximo. Supo mantener la unidad, cuando es lo más frágil en aparecer de la mano de las derrotas y las impericias en defensiva y frente al arco rival. El alza de nivel de Alfredo Ábalos llegó en el momento exacto y puso ese toque de diferencia que se necesitaba y del que disponen en abundancia los equipos con más dinero.

Los cuestionamientos, son parte del análisis crudo que corresponde hacer al periodismo y sale aún más duro, cuando esas líneas se deben trazar sobre el mismo equipo por el que reímos y lloramos desde chicos. Pero se debe hacer, invitar a la autocrítica, a no tragarse todo a la primera, a exigir cuentas, responsables, resultados, porque eso ayuda a la trasparencia, a evitar la existencia del fraude, el sinvergüenza, el poco profesional, el zángano y el pelafustán que trata de aprovecharse del hincha que se ciega por la pasión.

Curicó Unido de forma merecida seguirá en primera A. Mostró futbol claro y por momentos de alto vuelo… y a la vez dejó al debe la creación correcta, el finiquito ( la esencia del fútbol) y la efectividad defensiva.

Una directiva encabezada por un tipo honesto como Pablo Milad, fue el primer paso para dar este salto de calidad y ahora necesita precisamente, de esos que no se enamoran con el resultado final, que lo rodeen y ayuden a armar el plantel 2018 con cabeza fría. Los ronroneos al oído solo le dejarán desgracias.

Es tiempo de darse cuenta que Curicó Unido terminó jugando prácticamente con la misma oncena que jugó en la B y salvo Raimundo Rebolledo, los refuerzos no funcionaron y futbolísticamente, no aportaron. Se requiere un Gerente Técnico real, un central, un contención, un creador, dos goleadores laterales que apuren a los que están y que hagan de este plantel algo donde el DT tenga donde elegir con holgura.

Queda claro que Curicó Unido recibió un premio justo, pero el fútbol no siempre lo es.

Por GG, periodista curicano.

Ver comentarios ()