El “Espartano” Jorge Deschamps enfrenta una dura batalla

Publicado el 8 Noviembre de 2017

Jorge “Espartano” Deschamps no está viviendo horas felices y quizás, enfrente una fuerte batalla, ya que como adelantamos el día de ayer en nuestro programa de las 20 y hoy se informa en el medio nacional Emol.com, el golero está internado en una clínica de Santiago debido a complicaciones luego de que le inyectaran un analgésico en un glúteo. ¿Qué le pasó? El Mercurio explica que el viernes pasado le inyectaron un analgésico (diclofenaco) en un glúteo, tras lo cual comenzó con un pequeño dolor. Esto no le impidió jugar contra Audax Italiano el fin de semana. Jugó, pero las complicaciones comenzaron en el regreso a Curicó. El suministro del medicamento había generado una infección comprometiendo incluso el nervio ciático. “Tenía molestias antes del partido, pero tomé antiinflamatorios y me sentí bien. El problema fue después. Cuando viajé a Curicó, ya no podía moverme. El domingo tenía una pelota gigante en la zona del glúteo, al lado de la cadera. Mauricio Segovia (N. de R: ayudante técnico curicano) me contactó con el médico Fernando Yáñez. Le enviamos una foto de cómo estaba y nos dijo: ‘Que se venga urgente'”, comentó Deschamps al citado medio desde el centro médico. “No pensé que me iban a hospitalizar. Hoy (ayer) me entregaron los resultados de la resonancia y salió que tengo una infección con compromiso del glúteo mayor, del glúteo medio y me tocó el nervio ciático, lo que me tenía un poco dormida la pierna. Estoy con tratamiento de antibióticos para tratar de combatir esto. La infectóloga me dijo que tengo 48 horas para ir viendo cómo avanza. El miércoles evaluarán los pasos a seguir”, aseguró el arquero el lunes. “Estoy preocupado. El doctor Yáñez me dijo que era algo complicado. ‘Es grave y vas a tener que tener mucha paciencia’, me comentó. No quiero hablar de tiempo de recuperación ni tampoco preguntar mucho. Solo espero que los antibióticos hagan los efectos esperados, porque si no, me van a tener que intervenir, y no quiero eso. Estoy esperanzado en que todo saldrá bien”, concluyó el formado en Huachipato. En el mejor de los casos, Deschamps (33 años) estará al menos un par de semanas fuera de las prácticas ¿El peor escenario? “Habría que operarlo para extraer tejido -comentaron desde el cuerpo médico albirrojo- y hacer un raspaje. Es una lesión difusa y que tiene muchos desenlaces. Hubo un jugador en Argentina que estuvo un año fuera de las canchas, pero no nos podemos adelantar”.

Fuerza Espartano, Curicó entero está contigo.

Comenta