[OPINIÓN] El fútbol de antes, ¿es mejor que él actual?

Publicado el 11 Agosto de 2017
Niños

Una discusión que desde mi punto de vista no tiene sentido, es como cuando preguntan sí se quieren más los nietos que los hijos, qué sentido tiene eso, porque ambos, hijos y nietos simplemente se “aman”, lo mismo pasa en el fútbol, ambas épocas tienen virtudes y defectos, en ambas épocas hubieron muy buenos, buenos, regulares y entusiastas futbolistas, que lo único que buscaban era practicar este hermoso deporte.

Sin lugar a dudas que en épocas pasadas, la práctica del futbol se realizaba con muchas limitaciones de infraestructura e implementación a nivel amateur, en canchas de tierra las competencias oficiales del futbol, las series infantiles comenzaban con sus partidos a las 09:30 horas, con frío o calor y todos esos niños esperaban con ansiedad que llegará el único dirigente que los acompañaba (charolito, el chino Oyarzún, el Coyuno, el Chita, etc). Además, traían los equipos en sendos bolsos, donde si tenían suerte, tocaban un chuteador de su número, en caso contrario, jugaban con chuteadores más chicos o más grandes, con medias que se caían solas y camisetas que les llegaban hasta las rodillas, pero todo eso no importaba, solo querían jugar y algunos jugaban muy, pero muy bien, llegando a destacar en diferentes clubes profesionales a nivel nacional , entre ellos podemos nombrar a Pancho Quinteros, Pascual Gutiérrez, Miguel Ángel Landeros, Jaime Arenas, Gustavo Nilo, Carlos Mozo, Luis Hernán Alvarez y así tantos más que sería largo enumerar.

cancha

Hoy, es posible que la práctica del fútbol tenga una mirada diferente, ya que muchos padres quieren ver que sus hijos tienen condiciones, habilidades y aptitudes para ser futbolistas profesionales y de esta manera tener un futuro económico sin sobresaltos, tanto el niño o joven como sus padres y familia en general. ¿Es malo eso? No soy quien para emitir juicio afirmativo o negativo, sólo puedo decir que en la vida todo debe fluir naturalmente para ser feliz y hoy día, cuando uno conoce las historias de los más destacados futbolistas nacionales, al igual que los de ayer, se hicieron jugando de sol a sol en sus barrios y poblaciones, no importando si la pelota era buena o mala, si la cancha era de tierra o pasto, lo único que les importaba era jugar a la “pelota” y hoy día les han ganado a la vida, a la adversidad y sobre todo le han ganado a un destino incierto que un balón de futbol les mejoró.

En definitiva, creo con mucha humildad, que lo único que importa es que sigan habiendo niños, jóvenes, adultos y adultos mayores que sean felices alrededor de un balón de futbol.

Por Héctor Silva

Comenta